Lamparas de cepo

Lamparas de techo

Lamparas de pie

Aplique de pared

Plafones

Focos

Cada tipo lámpara tiene un estilo propio

La elección de las lamparas de dormitorio es cada vez más complicada, debido a la gran cantidad de propuestas que encontramos en las tiendas. Para encontrar la lámpara perfecta hay que buscar entre estilos clásicos o de tendencia, modernos, originales y de diseño, pero también entre muchos modelos que nos aportan toques y funciones diferentes. Las lámparas de techo son elegantes, los focos vintage tienen mucha personalidad y las clásicas lámparas de araña aportan una gran sofisticación. Es por eso que se debe definir bien el estilo del dormitorio para saber qué clase de lámpara es la más adecuada para este espacio.

Tendencias y materiales

En la zona del techo también es muy habitual colocar las lámparas colgantes, que nos ofrecen un gran elenco de diseños. Desde las ideas más ecológicas en materiales como el mimbre a piezas vanguardistas, diseños clásicos o los focos de estilo industrial en metal que además son tendencia.

Slaapkamer-lamp-brons

Iluminación y comodidad

Un elemento muy práctico que se puede utilizar en los dormitorios son los plafones, que se acoplan al techo y resultan fáciles de limpiar y mantener. Son piezas en las que además la luz que se recibe es tenue y no llega a molestar. Entre los plafones hay diseños muy sencillos, con líneas básicas que nos permiten combinarlos con cualquier tipo de estilo y decoración.

Leer en el dormitorio

Dentro del dormitorio necesitaremos otros puntos de luz además de las lámparas de techo. Es un lugar en el que se suele hacer vida en horas nocturnas, por lo que su iluminación es algo clave. Una de las tareas más habituales en el dormitorio es la lectura antes de dormir. Hay que darle mucha importancia a la lampara de lectura, ya que de ella dependerá el no forzar la vista a la hora de sumergirse en un buen libro. Estas lámparas se suelen colocar ancladas en las paredes, a uno o a ambos lados del cabecero de la cama. Su diseño es sencillo, con forma de foco. Hay lámparas que se pueden mover y adaptar, con un cable flexible para poder enfocar mejor el haz de luz.

Finalizar el interior

Por otro lado, no hay que olvidarse de un clásico en nuestro rincón de sueños, la lampara de noche. Estas lámparas se llaman así porque se sitúan encima de las mesitas de noche, con la finalidad de aportar una luz tenue a la hora de levantarse. Estas lámparas se compran normalmente a pares, para poner dos iguales a cada lado de la cama, en caso de que se trate de una cama de matrimonio. No obstante, las tendencias nos dicen que se pueden combinar los diseños, siempre dentro del mismo estilo. Estas lámparas son muy importantes a la hora de decorar, ya que enmarcan el cabecero de la cama y aportan simetría a la habitación. Es habitual incluir un toque de color en ellas, o bien dejarse llevar por los diseños más creativos. Lo que sí es cierto es que no debemos escoger una lámpara al azar, ya que estos pequeños detalles pueden marcar la diferencia dentro de nuestro dormitorio.

Ajustar la luz

Una de las novedades que nos encontramos en el mundo de las lamparas de dormitorio son las lámparas táctiles. Estas lámparas son muy intuitivas y resultan realmente prácticas cuando hay que levantarse en plena noche. Son ideales para los dormitorios infantiles, ya que les permite a los niños encender la luz de una forma sencilla para ellos. Estas lámparas carecen de interruptor exterior y se encienden o apagan con el simple gesto de tocarlas. Entre los modelos hay muchas lámparas de noche en estilo moderno, que además pueden regular la cantidad de luz e ir encendiéndose poco a poco, una gran idea para levantarse por las mañanas.

lamparas de dormitorio oriental